CRÓNICAS

Camino a ninguna parte

Jorge Rodríguez Gascón.

Si esta era la última oportunidad de Baraja, al equipo nunca se le notó. El Real Zaragoza perdió en Tenerife (1-0) y volvió a transmitir una imagen pobre, la de un grupo vencido desde septiembre. El club aragonés encadena siete partidos sin victoria y comparte puntación con el Albacete, que marca los puestos de descenso. En el Heliodoro ni siquiera supo aprovechar la inercia del empate final frente al Girona. Pensó que el partido en Tenerife consistía en pasar por ahí, en comparecer, quizá harto de que su entrenador repita el verbo competir para un equipo que nunca compite. Baraja decidió que no quería vivir con las armas de otro, despreciando el balón y la tradición del club que le acoge. Podrá decir que murió con las suyas, como si eso le sirviera de algo.

Antes de que el Tenerife marcara sobre el cuarto de hora, el Toro Fernández disparó escorado y Bermejo había encontrado a Zanimacchia. También Zarfino había apuntado al larguero, en un remate que Cristian Álvarez ya daba por perdido. La siguiente oportunidad del partido fue absolutamente definitiva. Llegó en un córner y bastó para que el Zaragoza de Baraja asistiera a su propio funeral. Fue una jugada confusa, uno de esos goles que se cantan en vivo y en diferido. Alberto peinó y el remate de Fran Sol lo paró dos veces Cristian sin que pudiera evitar el tanto. Fue un arte inútil, que se agrandó al mirar el marcador: allí Álvarez aparecía como autor de un gol en propia puerta.

Lo que restó del partido apenas tuvo historia. Bermejo lo intentó por dentro, encadenó algunas acciones de mérito, pero siempre a un mundo de la portería. También Chavarría buscó la línea de cal, tercer central en el primer tiempo, el mejor extremo del Zaragoza en el segundo. Aún así, todo quedó en una prueba más de que este equipo no está para nadie. Colaboró el Tenerife, cómodo con el resultado, que llegó a firmar una tregua para no hacer más sangre.

El Zaragoza ofreció un espectáculo lamentable y lo peor es que el aburrimiento y la rabia que acompañan a este equipo han dejado de ser noticia. Hay un punto de conformismo entre tanta desidia: como si se aceptara que la plantilla no puede ofrecer más de lo que ofrece. En la noche tinerfeña solo merece la pena destacar el debut de Iván Azón, que lo intentó todo, pero no tuvo suerte en casi nada. Por mucho que pueda interpretarse como un desafío final a la confección de la plantilla, ese es el único testigo que dejará el paso de Baraja por La Romareda: la promoción de Francho Serrano, Alejandro Francés y el estreno de Azón. Sería bonito que el tiempo le diera a esta generación un lugar en el club y, al mismo tiempo, es bastante probable que Rubén Baraja nunca deje de ser considerado un interino.

El equipo llegó a Tenerife sin ideas y el gol de los locales les dejó sin respuesta, con muchos minutos por jugar y sin soluciones para presentarse en el área de Ortolá. Nombrar al portero tinerfeño también es una pequeña concesión. El guardameta abandonó su estadio con el traje impoluto, feliz ante la ausencia de juego rival y cómodo frente al centro estéril del Zaragoza.

El partido se cerró con muchas incógnitas y con la sensación de que el tiempo de Baraja se acaba. Curiosamente, su ciclo podría terminarse en el mismo estadio que le llevó a La Romareda. El técnico se ha ganado a pulso ser el sacrificio de un club que esquiva la autocrítica, como si el silencio fuera su mejor coartada. Precisamente por eso, sería un error señalar a Baraja como el único responsable de tanta desgracia.

El resumen del partido cabe en una sola frase: el duelo en el Heliodoro fue una aproximación a la nada más absoluta, un camino a ninguna parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s