OPINIÓN

La bendición de la puerta cerrada

Rafael Rojas Serrano. Los aficionados del Real Zaragoza jamás valoraremos en su justa medida la bendición que supone que los partidos postconfinamiento se jueguen a puerta cerrada. Evitarse un bochorno semanal no tiene precio. Padecer en soledad los continuos ridículos del grupo de Víctor Fernández evita el sonrojo colectivo, permite no tener que mirar a… Sigue leyendo La bendición de la puerta cerrada